Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
Revista Isla Negra
Casa de Poesía y literaturas
07 de Agosto, 2012 · General

Hiroshima, mil grullas por la paz

 

** El 06 de agosto de 1945 el gobierno estadounidense de Harry Truman dejó caer sobre Hiroshima una bomba atómica, Little Boy se llamaba.

Daniela Saidman

Seiscientas cuarenta y cuatro grullas alcanzó a hacer Sadako Sasaki antes de mirar la vida por última vez. Ella, una niña japonesa, de once años, internada en un hospital de Japón trató de burlar a la muerte aferrándose a la tradición de su país que cuenta que haciendo mil grullas de origami, los deseos se cumplen. Sadako no terminó sus aves de papel, pero ella, aunque tal vez no lo sepa, sigue viviendo.

Esa niña japonesa que murió de leucemia ocasionada por la exposición a las radiaciones de la Little Boy, la bomba atómica que Estados Unidos arrojó sobre Hiroshima, el 06 de agosto de 1945, es una llamarada de conciencia, un fueguito que sigue diciendo y diciéndonos, que la paz es el único camino posible de transitar hacia el futuro.

“Éste es nuestro grito, ésta es nuestra plegaria: paz en el mundo”, dice la inscripción en la Plaza de la Paz de Hiroshima, justo debajo de un monumento desde donde la imagen de Sadako, con una grulla entre las manos alzada en vuelo, contempla el porvenir. Esa misma plaza, cada 06 de agosto, se puebla de papeles rojos y blancos, doblados, volando con el viento y recordando, recordándonos lo que los seres humanos somos capaces de hacer.

HIROSHIMA

Hace sesenta y cinco años, la mañana del 06 de agosto de 1945, en Hiroshima, Japón, un niño contemplaba su rostro en el espejo por última vez. Y por última vez una anciana servía el té. Una madre veía el rostro de su hijo, mientras le cantaba una canción de cuna. Un poeta escribía el primer verso de un haikú. Una niña se trenzaba los largos cabellos negros. Un hombre leía un libro. Una abuela contaba un cuento. No sabían, no sabían que ese sería su último aliento.

El reloj de la ciudad quedó detenido en las 8:15 de la mañana, la hora exacta en que el bombardero militar estadounidense “Enola Gay”, arrojó una bomba atómica en el corazón de Hiroshima.

Con sus 4 toneladas de peso, la bomba de uranio enriquecido, fue detonada a 600 metros de altura sobre la ciudad, estallando con una fuerza equivalente a la de 12.500 toneladas de explosivo. Hiroshima quedó prácticamente reducida a escombros. Se estima que 200 mil habitantes fallecieron en el acto. Pero peor aún resulta imaginar que pese a la desolación causada por el gobierno de Harry Truman, apenas tres días después otra bomba nuclear, pero de plutonio, bautizada como “Fat Man”, fue arrojada sobre Nagasaki.

Sombras, a eso se redujeron los miles de habitantes de Hiroshima y Nagasaki. Sombras como dibujadas sobre las calles y sobre los muros. Lo que fue un hombre, una mujer o un niño, apenas quedó como una mancha impregnada sobre la piedra inerte.

Aquellos que no se convirtieron en polvo ardieron por los 5.000ºC de temperatura, y los pocos que alcanzaron a sobrevivir sólo lo hicieron por unos días más.

SOMBRAS

Resulta que además de los efectos inmediatos de la bomba atómica, pronto aparecieron otras alteraciones de la salud en aquellas personas que aparentaban haber resultado ilesas, así como pasó  con Sadako.

“Hibakusha” se llaman los sobrevivientes de Hiroshima y Nagasaki, muchos de ellos están afectados por aquellas explosiones cuyos efectos sufren todavía en forma de anemia, leucemia y tumores malignos, además de la extensa lista de trastornos psíquicos y emocionales. Aún hoy cientos de miles de personas siguen necesitando tratamiento médico.

No existe la certeza del por qué el gobierno estadounidense decidió arrojar una y otra bomba. La Segunda Guerra Mundial ya la habían ganado los aliados, los japoneses no podían seguir combatiendo, así que para qué. Algunos investigadores afirman que los bombardeos fueron experimentos nucleares que permitieron demostrar el predominio militar de Estados Unidos en la realidad que emergía tras la conflagración que dividió en dos al mundo.

Lo que sí demostraron es que son capaces de asesinar, destruir y aniquilar. Lo que dejaron de manifiesto es lo peor de los seres humanos, la posibilidad de suprimir al otro que se encuentra indefenso. Pero también, nos legaron no ellos, sino los pueblos y las gentes, así como Sadako, la fuerza que nace del dolor más hondo. Ojalá hayamos aprendido a guardar la memoria como una ofrenda, como una grulla, como mil grullas, capaces de surcar el infinito cielo de todas nuestras esperanzas.

 

RECUADRO

Semba-Tsuru, mil grullas

Es una creencia popular japonesa, que asegura que haciendo mil de esas aves –según enseña a realizarlo el origami (nombre del sistema de plegado de papel)– se logra alcanzar larga vida y felicidad, y también cumplir deseos.


Palabras claves , , , ,
publicado por islanegra a las 08:05 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
Al margen
Isla Negra
no se vende ni se compra ni se alquila,
es publicación de poesía y literaturas.
Isla Negra es territorio de amantes, porque el amor es poesía. Isla Negra también es arma cargada de futuro, herramienta de auroras repartidas. Breviario periódico de la cultura universal. Estante virtual de biblioteca en Casa de Poesía.
Sobre mí
FOTO

Gabriel Impaglione

poeta argentino residente en Italia
director
revista internacional de poesía Isla Negra
fundada el 1 de abril de 2004

» Ver perfil

Calendario
Ver mes anterior Agosto 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031
Buscador
Blog   Web
Nube de tags  [?]
Más leídos
» Bolívar, el Libertador... su rostro
» Eugenia Cabral: sus respuestas y poemas
» Francisco Alberto Chiroleu: sus respuestas y poemas
» Gerardo Lewin: sus respuestas y poemas
» Homenaje al poeta Dardo Dorronzoro
» La poesía del encuentro
» Manuel Ruano: sus respuestas y poemas
» Marcela Predieri: sus respuestas y poemas
» Roberto Sosa
» V Semana de las letras y la Lectura
Se comenta...
» Acerca de Poesía reunida (1966-2013) de Rosina Valcárcel
1 Comentario: Rosina Valcárcel
» Manuel Ruano: sus respuestas y poemas
3 Comentarios: Mónica Angelino, Gonzalo Iruzún, Lina Caffarello
» Susana Szwarc: sus respuestas y poemas
2 Comentarios: Manuel Schneer ...
» Eduardo Romano: sus respuestas y poemas
3 Comentarios: Eva Luisa Milano Fajardo, Rolando Revagliatti, gabriel
» Dios Mercado Y Merkozi, su bifronte vocero
1 Comentario: pepe
Tópicos
» General (513)
Secciones
» Inicio
Enlaces
» revista isla negra / poesía
» Revista Koyawe
» argenpress
» Festival de Poesia de Medellin
» artistasalfaix
» FIP Palabra en el mundo
» Rebelion
» La Insignia
» Proyecto Cultural Sur
» Poesia y Politica
» Mesa de Poesia
» Esquina Paradise
» Poetas Siglo Veintiuno
» La Maquina de Escribir
» Mis Poetas Contemporaneos
» Le chasseur abstrait
» Todo Tango
» Agencia Rodolfo Walsh
» Revista Topia
» La Jiribilla
» Centro Pablo
» Victor Casaus
» Triunfo Arciniegas
» Contrapunto
» Festival de Poesia de La Habana
» Sociedad Escritores y Escritoras de Argentina
» Neruda Vive
» Alejandro Schmidt
» Poemania / Inventario
» Silvio Rodriguez
» Miguel Angel Olivera
» El Polvorin
» Casa Nacional de las Letras Andrés Bello
» José Luis Farinas - Juana Abas
» Manlio Argueta
» Paolo Fresu
» Il Dialogo
» Luis Britto Garcia
» Caza de Poesia
» Revista Con-fabulacion
» Amparo Osorio
» Gonzalo Marquez Cristo
» Palabra Virtual
» Casa de Poesia de Uruguay
» Revista La Otra
» Revista Triplov
» Fernando Aguiar
» Revista Aromito
» Red de Escritores en Español
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad