Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
¿Buscas páginas de gómez?
Revista Isla Negra
Casa de Poesía y literaturas
« Blog
Entradas por tag: gómez
29 de Mayo, 2013 · General

Centro Cultural Armando Tejada Gómez

 
 
Con respecto a las declaraciones del Director Nacional de Artes de la Secretaría de Cultura de la Nación,
 
Sr. José Luis Castiñeira de Dios, en el programa Puerto Cultura conducido por el Secretario de Cultura de la Nación, Sr. Jorge Coscia, el sábado 18 de mayo por Canal 9, manifestamos nuestra profunda consternación y nuestro repudio a las opiniones vertidas con respecto al Movimiento del Nuevo Cancionero y a la calidad literaria de nuestro poeta Armando Tejada Gómez.
 
El Movimiento del Nuevo Cancionero, de cuyo Manifiesto fundacional celebramos su Cincuenta Aniversario este año, y cuya influencia en los Movimientos de la Nueva Canción en toda la Patria Grande es harto conocido, se gestó en Mendoza en la década del '50. Atribuirle una influencia de la revolución cubana del año 1959 y de la presidencia del Dr. Allende en Chile en el año 1972, es una interpretación que ciertamente no resiste análisis alguno. Y que conlleva un sesgo macartista sumamente anacrónico en este siglo. Algo de lo cual habíamos atisbado, con sorpresa, en los textos que acompañaban la mención a este Movimiento en la Exposición 200 Años de Música, que se expuso en el Museo del Bicentenario de la Ciudad de Buenos Aires, donde al lado de la portada del disco Testimonial del Nuevo Cancionero (Matus-Tejada Gómez), sobre una gigantografía de una foto de los primeros festivales de Cosquín, una placa decía, citamos textual: "En 1962 surgió el Movimiento del Nuevo Cancionero, con autores como Armando Tejada Gómez, Oscar Matus y Tito Francia (varios de ellos ligados al Partido Comunista) y la voz de Mercedes Sosa. Este grupo militante se propuso correr a la poesía del folklore de su vertiente más costumbrista y evocativa para llevarla al terreno del compromiso social".
 
Sorprendentemente esta mención al Movimiento y su "aclaración" de "varios de ellos ligados al Partido Comunista" estaba a continuación de una instalación de paneles negros con gigantografías de los comunicados del Comité de Radiodifusión de la época de la dictadura con las listas infames de cantantes, autores y compositores prohibidos, entre los cuales por supuesto figura Armando Tejada Gómez. Esos comunicados de un gobierno de facto y asesino fueron escritos hace 30 años, y no dicen "comunistas", la placa sobre el Nuevo Cancionero en la Muestra 200 Años de Música en el año 2012 enuncia a los integrantes del Nuevo Cancionero dando cuenta, sin ningún asidero de investigación, que sí.
 
Las palabras descalificatorias para la poesía que conformaba ese Movimiento como pesadas e indigestas para el gusto del Director de Artes de la Secretaría de Cultura de la Nación, como la mención burlesca al verso inicial de Canción con Todos, Himno de Latinoamerica desde hace muchos años, nos deja perplejos e indignados, porque no entendemos porqué entonces en su ciclo difundido por Canal Encuentro, producido por Cepia, Argentina es Música, el capítulo Mendoza lleva como presentación: Por la cintura cósmica del sur.
 
El Sr. José Luis Castiñeira de Dios es dueño de opinar libremente sobre sus gustos y consideraciones varias sobre la música popular, por supuesto, pero hacerlo públicamente, en su condición de funcionario de un gobierno nacional y popular, y que en esa definición asumimos como amplio y pluralista, en estos términos nos resulta un agravio insolente y gratuito. Sobre todo teniendo en cuenta que en estos días celebramos los 40 años del levantamiento del bloqueo a Cuba por parte de Argentina, (Gobierno del Dr. Cámpora), y en el que en 1974 una delegación conformada por Armando Tejada Gómez, Los Trovadores y César Isella fueron unos de los primeros embajadores culturales.
 
No se nos escapa ahora que la cancelación el año pasado, a último momento, de las propuestas elevadas a la Dirección de Artes, durante un año de gestiones y aceptadas todas, para un homenaje merecido a Armando Tejada Gómez en el vigésimo aniversario de su fallecimiento y con proyección a este año por los Cincuenta años de la publicación del Manifiesto del Nuevo Cancionero, bajo la fórmula de "restricciones presupuestarias" era un eufemismo, que encerraba la peor de las censuras.
 
Adjuntamos en forma solidaria el comunicado que nos hicieran llegar con este tema. Muchas gracias por escucharnos, leernos y si pueden difundirnos. Ni el Movimiento del Nuevo Cancionero con todos sus artistas mayúsculos, ni Armando Tejada Gómez se merecen este agravio. Mucho menos por un funcionario de Cultura de la Nación.
 
 
Los invitamos a visitar nuestra página www.tejadagomez.com.ar
Palabras claves , , , , ,
publicado por islanegra a las 15:21 · 1 Comentario  ·  Recomendar
 
24 de Febrero, 2012 · General

Reminiscencias del principio: los pasos iniciales de Carlos Roberto Gómez Beras, un Poeta-Editor.

En las letras, desde Puerto Rico:

 

por Carlos Esteban Cana

 

Fue con el paso de los años que Carlos Roberto Gómez Beras pudo cumplir su sabática autoimpuesta, a la que hace alusión al finalizar esta conversación. Cuando nuestras conversaciones fragmentarias iniciaron, Isla Negra Editores cumplía su primera década. Recuerdo que había conocido al Poeta-Editor en la presentación del segundo número de Taller Literario, en la Biblioteca José M. Lázaro, en el 1994. Si no me equivoco fue la narradora Nilda Soto Méndez quien nos presentó. Desde ese entonces coincidíamos en ferias, presentaciones y tertulias culturales. Y cuando se dio esta entrevista en El Viejo San Juan el respeto hacia su obra no era poca.

Por lo anterior sé que el mismo Carlos Roberto se sorprenderá de los detalles que la entrevista devela, sobre sus inicios como poeta y el desarrollo de la pequeña editorial que fundó a principios de los 90’s. Veinte años después, aquel proyecto generacional se ha convertido en un proyecto de dimensiones amplias que consolida su presencia regional caribeña con escritores y artistas de diversas latitudes del planeta. Con un catálogo dotado de 300 títulos Isla Negra Editores figuró el pasado año como invitada en la Feria del Libro de Frankfurt. Y el propio Carlos Roberto da el debido espacio a su poesía, después de años de silencio, con la publicación de su nuevo poemario, Mapa al corazón del hombre y la puesta en circulación de su antología personal, titulada Sobre la piel del agua.

 

Ahora escuchemos reminiscencias del principio, en la voz del Poeta-Editor.

 

Carlos Roberto Gómez: Realmente Isla Negra comenzó oficialmente en el 92 porque fue el año que incorporamos la editorial en el Departamento de Estado. Pero el concepto comenzó cuando publiqué mi primer libro. Yo escribo este primer libro, Viaje a la noche, y decido que lo voy a publicar porque se lo había entregado a un maestro querido que se llamaba José Emilio González. Y José Emilio lo leyó y dijo que sí, que eso era un libro, que se podía publicar y me hizo unas observaciones.

Viaje a la noche es un poemario de entrada, en el que estoy un poco reproduciendo el resultado de mis primeras lecturas serias. Las lecturas de Neruda, Vallejo, y, sobre todo, los poetas malditos franceses: Baudalaire, Rimbaud, que eran mis lecturas de literatura comparada. El texto es uno de corte romántico lirico, pero un lirismo bastante mediado por lo surrealista y el juego con las imágenes. Luego de haber pulido Viaje a la noche, cuando le incorporé algunas de las observaciones de José Emilio, me comunico con mi amigo Iván Figueroa, que ese momento trabajaba con una editorial que todavía existe, Publicaciones Puertorriqueñas. Entonces Iván pide permiso para que dentro de su tiempo y con el equipo de Publicaciones se le permitiera levantar este libro para uno de sus mejores amigos. Entonces se levanta el libro y lo enviamos al Pen Club. Lo levantamos en el sentido de que Iván y yo concebimos los dibujos, detalles de diseño, aunque fue Iván quien lo materializó. Recuerdo que en medio de todo eso yo le digo: “Mira, Iván, esto puede ser el proyecto de un proyecto. Vamos a llamarle a esto Editorial Isla Negra”. Pero como estábamos sacándolo dentro de Publicaciones Puertorriqueñas pues tuvimos que tranzar. Salió bajo el sello de Publicaciones pero bajo una colección que se nombra Colección Isla Negra. Y ese Premio del Pen Club fue mi entrada al mundo literario puertorriqueño, porque nunca había participado en ningún grupo, ni había tenido ninguna presencia destacada en ningún tipo de coloquio. Yo era completamente desconocido.

En términos literarios lo primero que hice fue que participé en el certamen de Contornos, la famosa revista Contornos; una experiencia muy bonita porque resulta que cuando llego a la Universidad yo no escribía. En mi familia sí había una tradición de escritores, pero casi todos son historiadores. Mi mamá escribía poesía y, en su tiempo, fue una poeta con algo de peso; apareció en varias antologías. Pero cuando entro a la Universidad yo no escribía. No era escritor joven. Lo que hacía era lo propio de los muchachos: jugar baloncesto, ir detrás de las muchachas. La literatura era para mí algo que recién estaba comenzando a descubrir.

Hay un detonante al nivel de escuela superior y podría mencionar la menor dos detonantes a nivel de universidad. El de escuela superior fue que ese último año, antes de entrar a la universidad, tomamos las pruebas del College Board. Salí mal porque yo no era lo que se conoce como un estudiante sobresaliente, al menos no en ese nivel. Yo era un estudiante promedio. Entonces el director de la escuela llamó a mi mamá preocupado y ella fue y allí me puso en cintura al frente de todo el mundo. Ya entre los dos me dijo que yo tenía que ponerme sobre mis ruedas para entrar a la Universidad. Entonces me acuerdo que llegó un maestro a la escuela. Se llamaba Melvin Torres, y entró como maestro nuevo de español. Me acuerdo que empezó a darnos una clase de español muy interesante, y me identifiqué mucho con él por su forma de dar la clase. Podríamos decir que me convertí no en su mejor estudiante pero sí en uno de sus más insistentes. Y me di cuenta que yo podía funcionar bastante bien dentro del mundo del español y de la literatura. Así que esa primera experiencia con ese maestro como que me empezó a inclinar hacia eso. Pero todavía yo no escribía poesía ni nada.

 

Cuando entré a la Universidad, que entonces experimento la vida universitaria con todos sus matices,  supuestamente iba estudiar dentista porque en mi familia había una gran tradición de dentistas. Pero al segundo año decidí que no iba a ser dentista, que yo iba a ser abogado. Mi mamá era abogada y también en mi familia hubo abogadas. Lo de abogado iba un poco más serio porque me transferí a Ciencias Sociales, y en ese tiempo ya había empezado a escribir poesía.

 

Era mucha poesía la que me salía. Era como si tuviera una necesidad de comunicar algo. Y me di cuenta que la mejor forma de lograrlo era a través de la poesía. Entonces empecé a escribir cosas que creía que eran poemas. Me salieron ciento y pico de cosas, un montón de cosas. Y yo andaba siempre con mi mazo debajo del brazo buscando víctimas. Cualquiera que veía con cara de buena gente le decía ‘ven acá’, y le espetaba uno. Y a los maestros los tenía locos. Me acuerdo que fue de esos primeros poemas que envié algunos a Contornos. Esa revista era el primer espacio que encontré como escritor. Entonces recibí una notificación de que no me habían aceptado los poemas, y eso para mí fue una gran tristeza. Yo dije: ‘Pues…’ pero algo me decía que llamara. Todo joven escritor piensa que ha escrito algo así como Cien años…, y que lo que tiene es lo más importante. Entonces llamé para ver si me podían, al menos, devolver los trabajos. Y cuando lo hice me dijeron: “Pero es que no podemos devolverle nada porque usted está incluido en la revista”. --“Pero yo recibí una carta”. --“Ah, no, eso fue un error”. Y resultó que estaba dentro de la primera selección que se hizo, y para mí eso fue como que ¡wao! El director de la revista era Pedro Santaliz. Luego con el tiempo me enteré que la revista se había convertido en la publicación del Cuadro de Honor. Creo que llegué a publicar en Contornos como dos veces.

 

Mientras tanto ya estaba en Ciencias Sociales, y allí fue que ocurrió el tercer gran evento, que, tal vez, fue el más grande de los que me inclinaron hacia la literatura de forma total y obsesiva para el resto de mi vida. Sucedió que me quedaba un semestre para graduarme en Ciencias Políticas, entonces enviaron unas instrucciones de que los que iban a entrar a Pre-legal tenían que tomar unos cursos en humanidades. Y me pusieron en un año a tomar lo clásico: música, arte, filosofía y literatura. Lo cierto es que como tal, hasta aquel momento, nunca había tomado un curso de literatura, y el maestro que me tocó fue José Emilio González. Así que durante un año tomé clases con José Emilio. Y cuando terminé ese curso me acuerdo que salí de la clase, fui al Departamento de Ciencias Sociales y les dije: “Yo me quiero cambiar de concentración”. –“¿Pero tú estás loco, si lo que te queda un semestre?.” --“Yo me quiero cambiar.” Me dijeron: “¿Hacia donde?”. Yo dije: “A literatura comparada.” Y me preguntaron: “¿Qué es eso?” Porque no era un Departamento muy conocido. Y contesté: “Yo no sé, pero ahí es que me quiero cambiar”. Y entonces ahí me metí a Literatura Comparada.

 

Y eso ocurría mientras yo iba haciendo esta amistad entre comillas, amistad entre maestro y estudiante. Porque José Emilio tenía su particular forma de hacerse amigo. Él era duro con los estudiantes pero sabía por qué. Yo de vez en cuando le llevaba poemas y un día le dije: “Yo quiero enseñarte un libro. José Emilio, yo quiero que tú leas esto”. Entonces le entregé ese mazo de poesías, se lo llevó, regresó un día y no me acuerdo exactamente de las palabras pero en síntesis dijo que aquello era una mierda. Me dijo: “Esto no sirve, esto es una porquería.” Imagínate como lo tomé, durísimo porque yo tenía toda esa cosa, toda esa producción. Sin embargo descubrí algo bien importante en esto: que yo había estado escribiendo pero no había estado leyendo. Y que si quería ser escritor debía ser primero lector. Entonces empecé a leer poesía, lo que no había estado haciendo. Estuve un tiempo largo leyendo, solamente leyendo poesía. No escribía nada. Empecé a leer y a descubrir otras cosas, otras lecturas. A repasar lo que había leído, entonces ahí fue el encuentro con Baudelaire, Neruda, sobre todo el Neruda de Residencia en la tierra que es mi favorito. Vallejo, la poesía latinoamericana. Y entonces me senté a escribir un libro, no a escribir poesía, sino a escribir un libro. Y desde ese día, los cuatro libros escritos hasta la fecha han nacido libros. Hasta este momento siempre me ha funcionado escribir libros, ya nada de poemas sueltos. Me senté y empecé a escribir Viaje a la noche en sus partes. Lo que concebí fue un viaje hacia la experiencia amorosa, y lo dividí en tres partes: primero el motivo, después el viaje, concluí con el naufragio y lo armé. Entonces ahí surgió un evento importante que fue el certamen de Tríptico, que en ese tiempo estaba capitaneado por Zoé Jiménez y Rubén Moreira.

 

Tríptico era gente que se habían separado de los escritores vinculados a Filo de juego y crearon Tríptico, que después de revista se convirtió en certamen. Fue un certamen espectacular. Casi toda la generación del 80 estaba participando. En términos de lo que fue la generación del 80, fue bien significativo porque conformó a la generación. Después Tríptico se convirtió en una editorial. En el certamen participaron ciento y pico. Yo envié la primera versión de Viaje a la noche. El primer lugar lo ganó Mayra Santos, y yo gané un segundo lugar compartido con Edgardo Nieves Mieles. Entonces cuando me gané ese segundo lugar, como que me di cuenta de que había algo interesante, entonces me atreví a llevarle no un mazo de poemas a José Emilio, sino ya un libro, ese libro. “José Emilio -le volví a decir- aquí tengo un libro”. Se lo llevé. Entonces pasaron dos o tres semanas. Silencio total. Un día me llamó y me dijo: “¡Carlos Gómez, esto es poesía!”. También yo se lo había enviado a don Manuel de la Puebla, que rápido me había comentado: “Es un libro excelente. Te felicito”. Entonces ahí es cuando lo trabajo con Iván. Como ya te dije, le dimos carácter de libro y lo enviamos al Pen Club.

 

Lo envío al Pen Club. Y como pensábamos hacer un sello editorial le saqué un box para el sello. Sacamos uno cerca de lo que fue la librería Bell, Book & Candle. Pero a mí se me olvidó ese box, nunca buscaba la correspondencia. Sucedió que un día estoy caminando por los pasillos de comparada, y me acuerdo que vino Ruben Ríos, o Gelpí, y me dijo: ‘felicidades’. Yo no sabía por qué me estaba felicitando, será porque era navidad, pensé. Entonces sigo de frente y me encuentro con Ana Lydia y me dice lo mismo: “Carlos, felicidades, ese premio, que bueno”. Ahí fue que le dije: ¿De qué tú me hablas? Y yo, ¡qué! ¡No puedo creerlo! Ese mismo día me picó la curiosidad y fui al box y ahí estaba la carta que notificaba que había ganado el Premio de Poesía del Pen Club. Había llegado hacía como una semana. Fuimos a buscar el premio y fue muy interesante el laudo porque el jurado estaba integrado por gente de varias generaciones. Julio César López, que fue el jefe del jurado, me comentó que cuando mi poemario llegó, ya ellos habían descartado otros poemarios. Pero cuando él recibió mi poemario y lo leyó, dijo: “No. Esto es distinto”. Entonces se lo pasó a los otros, y los demás integrantes del jurado dijeron que era el 1er premio.  Después todo el mundo preguntaba: “¿Pero quién es él?” Porque nadie sabía. Yo era un poco conocido sólo entre la gente de mi generación, que en ese momento éramos los soterrados, y que en realidad nos conocíamos entre nosotros. Yo conocía algo de Mayra, de Edgardo. Pero acuérdate que contrario a Mayra, a Edgardo, a Rafa Acevedo, a esa gente de los 80’s, yo nunca participé de ninguna revista, de ningún grupo. Yo caí directamente al certamen de Tríptico, y de hecho cuando llegué a ese certamen también empezaron a indagar sobre quién era. Un día Zoé Jiménez Corretjer me llamó. Ella quería saber quién era yo, que nunca me había oído. Porque yo nunca había estado en ninguna revista de esos grupos. Y después pasó lo mismo en el Pen Club. En esa ocasión la curiosidad fue mayor porque los finalistas de ese año eran escritores ya establecidos que tenían varias publicaciones, e incluso habían ganado premios. La pregunta entre el jurado era obvia: ¿Vamos a darle el premio a una persona completamente desconocida? Entre los finalistas, yo era por mucho el más joven. Todos los finalistas eran de la generación del 70 y del 60. Entonces a la luz de ese premio, la gente empezó a acercarse y preguntaban quién me había hecho el libro. Pues lo hicimos entre Iván y yo, contestaba.  Y como comenzaron a preguntar por Isla Negra usamos ese primer libro como un trampolín para presentar el proyecto editorial. Publicaciones Puertorriqueñas siempre entendió que era un proyecto que Iván estaba haciendo y ellos cedieron como buena voluntad su sello.

 

Yo me atrevería a decir que mi premio debió haber sido de los primeros que recibió algún integrante de la generación del 80, a nivel de ese tipo de premio, a nivel nacional. Y sin duda había otros poetas, Edgardo con Mairena, creo que el mismo Rafael Acevedo había tenido un libro finalista con Casa Las Américas. Ya después Isla Negra se convierte en una especie de paladín de la generación. Siempre he visto que la editorial inició precisamente como un proyecto de generación. Mi principal compromiso era con mi generación pero lo que ha pasado es que lo he ampliado.

 

Inmediatamente después de ese primer libro, Viaje a la noche, escribo tres libros. El segundo se titula La paloma de la plusvalía, el tercero Poesía sin palabras, y el cuarto se llama Animal de sombras. Y son tres libros escritos sucesivamente. Terminé uno, completé otro y luego otro. Cuando los publiqué tomé la decisión de reunirlos en un sólo volumen y titularle La paloma de la plusvalía y otros poemas para empedernidos. Pero adentro están esos tres con Viaje a la noche; los concebí como libros que se pueden leer separados.

 

Para la época ya Isla Negra es un proyecto un poco más maduro y tomo la decisión editorial, como te mencioné, de publicarlos en un solo volumen en el 96. La realidad es que no le presté atención editorial a ese libro, un poco en casa del herrero cuchillo de palo. No lo envié a ningún certamen, no hice nada con él, sino que lo empecé a correr entre los amigos y entre algunas librerías. Casi cuatro años después fue que decidí presentarlo oficialmente. Sin embargo, se empezó a correr la voz, la gente empezó hablar un poquito de libro. Pero la publicidad grande se generó cerca del 2000 cuando lo presenté junto con un pintor dominicano que se llama Ezequiel Tavera. Sin embargo la gente había empezado a leerlo, y el libro tuvo una vida editorial interesante pese a mí, pese a que yo no hice todo el esfuerzo que pude haber hecho.

No he escrito más nada. Tengo proyectos que hace años los tengo ahí comenzados; unos cuentos comenzados, una novela… Quiero volver a escribir y lo haré, ya sea que me tome una sabática de verano autoimpuesta. Eso implicaría limitar los proyectos en verano a cero. Ya una vez hicimos una moratoria, podemos hacer otra. Yo no voy a tocar libros de otros y voy a trabajar en los míos. Eso me gustaría mucho, porque a la verdad que lo necesito.

Palabras claves , , , , , , , ,
publicado por islanegra a las 14:45 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
28 de Noviembre, 2011 · General

Odette Amaranta

 

Los riesgos de un árbol sin nombre

 

Elid R. Brindis Gómez

 

Osadía, es la primera impresión que Odette Amaranta Vélez Valcárcel vierte en su obra Árbol sin nombre (2010), que por sí mismo se deshoja en una arriesgada sucesión de años; años/hojas que no caen sino vuelan y se desvanecen en la perenne memoria: raíz de 1986 hasta la copa de 2009 y luego al infinito.

 

Pero veamos desde el inicio. El árbol de Vélez Valcárcel cumple el paradigma de Borges: “… la sola manera de encontrar algo es no buscarlo”, con la encomienda previa de la poeta: “En el nombre del padre, / -Gustavo Valcárcel- / del hijo, / -Rosina Valcárcel- / y del espíritu que sucede en nosotros”.

 

En tan sólo sesenta páginas, rústicamente encuadernadas, nuestra poeta vierte todos sus riesgos: desde un sutil aliento metafísico hasta un subyacente erotismo que atrapa los sentidos en una vorágine contenida, por momentos reprimida quizá a propósito, pues “el amor no está hecho de nociones”.

 

Hálito y pálpitos son ese riesgo constante que rodea al árbol; una atmósfera entretejida por la autora, con hilos devanados para confeccionar cada parte de su poema/árbol que crece y se expande; tronco y ramas/versos y metáforas. Hálito y pálpitos en contrapunto: “Apágame las flores”.

 

Y al fin se descubre árbol en “Hoja”: “día que pasa / hoja que cae / silencio creciente / rebalsando mis pies”. A partir de su propia concepción de estaticidad aumentan sus riesgos pues hace que todo gire a su alrededor y retornando a su origen: cada verso/hoja forma un poema/rama que florece y da al lector el fruto/metáfora de su inspiración/árbol. Y empieza de nuevo en el punto de partida.

 

Ingeniosa. Sutil. Sutilmente avasalladora de emociones. “nunca juncos / lirios”; antes bien, árbol arrasado por un incendio renovador “detrás de las cenizas”; árbol en riesgo, “al borde del abismo”; árbol que flaquea y pierde verticalidad pero con “pulcra insensatez”: “una vaca pasea en mi jardín / vaporosa… / ¿qué haces vaca en mi jardín?”

 

Vélez, en tanto lenguaje pueril, intenta desmitificarse y subrepticiamente juega a ser contestataria, radical —otro riesgo—: “en Kurdistán las tortugas también saben volar / vuelan alto y a pedazos / en una pesadilla (…)”. Riesgo de la que sale bien librada en forma directa, sin medias vueltas: “bastarda es la guerra”.

 

Y retorna sobres sus pasos; y en místicos trazos retoma su esencia, la seguridad de la metáfora erotista, la que se desliza por sus dedos y escurre a través de la tinta de su pluma, que no desdeña resquicios para ofrendarla. “leo la biblia / y trato de ser santa / casta entre las doncellas / mas no alcanzo a tragar mi saliva”.

 

Aunque distrae con el azar, destaca su rasgo primigenio, su poesía conceptual, muy propia, en la que acuña su impronta, y nos lo hace saber sin ambages: “quién / balanceándose conmigo / aguacero a flor de piel / entraña dulce / tu pecho contra el mío / incendio”. Dicho así, no requiere de mayores interpretaciones, pues la figura habla por sí misma.

 

Fuera ya de intentos, el riesgo desvelado y ubicada nuestra poeta en su exacta dimensión, no escatima recursos retóricos. Ataca de lleno, como evocando el culto fálico ancestral de las tribus originarias, con seguridad, dueña del dominio de los rituales antañones de la raza de bronce.

 

“me ataca un cuchillo escarlata

mira puntiagudo

violento

atrevido

apunta sobre mi espalda

y ensaya insomnes movimientos

lo imagino cada noche

abierto

provocadora inconsciencia

perfil

indeseable”

 

Y entonces, el Árbol sin nombre recobra su identidad, la fortaleza de un “roble azotado por un vendaval”. Odette Amaranto se desprende de sus fantasmas conservando el erotismo atmosférico, como la sombra del árbol que protege a la fauna reinante, o, al contrario, la fauna que hace posible la vida del árbol a cuya sombra pervive.

 

Como un acto de fe, “nada como la brevedad de tus uñas / volteando las páginas de un libro”; satisfecha de analizar la filosofía del “metro cuadrado” que “divide y reina”, nuestra poeta se concede una licencia: “bendita poesía”.

 

Lima, noviembre 2011.
Palabras claves , , , , , , , ,
publicado por islanegra a las 14:06 · 1 Comentario  ·  Recomendar
 
25 de Agosto, 2011 · General

Chango Farías Gómez

Siempre en nosotros.

 

 

 El folclorista Juan Enrique "Chango" Farías Gómez falleció ayer míercoles 24 de agosto en una clínica de la Ciudad de Buenos Aires donde se encontraba internado desde el fin de semana pasado a causa de una afección pulmonar, sus restos descansan en el cementerio de la Chacarita.

 

Un poco de su trayectoria:

 

1960 - Formó "LOS HUANCA - HUA", grupo vocal con el que desarrolló por primera vez la polifonía para interpretar el folklore argentino , causando gran conmoción en el público y la crítica especializada .

1966 - Creó el " GRUPO VOCAL ARGENTINO ", obteniendo gran éxito en La Argentina, y mas tarde  en el resto de América . (a principios de los setenta).  Esto generò, que en la actividad coral de la argentina , se incorpore al “repertorio” la mùsica popular .    

1975/76  -"TRIO CHANGO FARIAS GOMEZ - KELO PALACIOS - DINO SALUZZI"…La improvisaciòn  fuè el eje de esta formaciòn         

1976 – Parte a Francia al exilio, donde graba el disco "LAGRIMA ",  junto a otros músicos argentinos como Gustavo Beytelman , Juan José Mosalini , Guillermo Reuter , etc. , con mayoría de temas propios y actuando a la vez como intérprete , arreglador y director, para el sello independiente EXAGONE . Este disco fué utilizado , luego , por el realizador cinematográfico Gerardo Vallejo  para su película  "REFLEXIONES DE UN SALVAJE ". El exilio durò seis años .

 

1982 - A su regreso , presenta el espectáculo  " CONTRAFLOR AL RESTO ", con Marián Farías Gomez y Manolo Juarez , en  Los Altos de San Telmo, espectàculo que se grabò para el sello CBS (actual SONY).

1982 / 83  - Cuando la música argentina empezaba a recuperar su espacio , fué el gran auge de los "Pubs ", recintos propicios para el reencuentro . Entonces , en la búsqueda de incorporar el espíritu de libertad creativa característico del "Free Jazz", hace temporada con el espectáculo : "LOS AMIGOS DE CHANGO ", para "zapar" sobre los rítmos populares argentinos , con quienes fueran sus invitados : Lucho Gonzalez , Jorge Cumbo , Lito Vitale , Rubén " Mono " Izarrualde , Bernardo Baraj , Fat's Fernandez , y tantos otros que siempre han estado a su lado ."El Ciudadano", y , al año siguiente el "Auditorio de Buenos Aires ", fueron escenarios de un nuevo acontecimiento musical que abrió las puertas a la posterior aparición de grupos  como el "Trío Vitale-Baraj- Gonzalez", y “Mùsicos Populares Argentinos” conocidos tambièn còmo “MPA”, esto le trajo un sonido diferente a nuestra música .  Con este espectáculo , Chango fué invitado por el grupo "Magma", al primer encuentro del Movimiento "Alternativa Musical Argentina", del que se convirtió en vocero en 1983 / 84 y  hasta  su arribo a la función pública en 1989 .                                                                                                              

1984 / 85 - Presenta el espectáculo "MEMORIAL DE LOS CIELOS", junto a Gustavo "Cuchi" Leguizamón , en el teatro "La Capilla".                                                                                            

1985 - Crea "M.P.A".  ( Músicos Populares Argentinos ), tarea compartida con Rubén "Mono" Izarrualde ,Verónica Condomí , Peteco Carabajal y Jacinto Piedra .

El 5 de Julio , debutan en el teatro "Payró", con el espectáculo "NADIE MAS QUE NADIE", con el cual a partir de ese momento , se presentaron en varias provincias argentinas y en Perú , país al que volvieron con su posterior espectáculo : "ANTES DE QUE CANTE EL GALLO".

 

1986 - Compone la música original para la película "SOSTENIDO EN LA MENOR", con la dirección de Pedro Stoki , en la que tambièn se desempeñó como actor .                                         

1988 - Compone la música de la obra teatral "ORESTES, EL SUPER", de Alfredo Megna , dirigida por Sergio Rosenblat y estrenada el 8 de Julio , en la sala Cunil Cabanillas del Teatro Municipal Gral. San Martín .        

A partir de este momento , Chango se aboca por completo a la tarea  política , que venía desarrollando desde muy joven , como militante , y , debido a su prestigio , llega a la función pública como DIRECTOR NACIONAL DE MUSICA , cargo que desempeñó entre Julio de 1989 y Marzo de 1991 . Dos de los principales logros de su gestión fueron : la creación del BALLET FOLKLORICO NACIONAL , bajo la dirección de "El Chúcaro"y Norma Viola , y el "PRIMER ENCUENTRO NACIONAL DE LA MUSICA", realizado en Buenos Aires con la presencia de mas de 250 músicos de todo el país .

                                                                                                                                                           

1991 -  Abril debuta en Radio Municipal  con su programa : "CONTRAFLOR AL RESTO". 1991 - Es invitado por Teresa Parodi a participar del ciclo "ENCUENTRO", en el Teatro Pte. Alvear . El 17 de Octubre , Chango muestra a su público la nueva idea artística que se ha propuesto elaborar .

 

1992 - En los meses de Enero y Febrero , presenta su espectáculo , todavía en una faz experimental , en el "Café Concert" del Complejo Cultural "La Plaza". Participan en él , como artistas invitados :  Antonio Tarragó Ros , Eduardo Lagos , Coral Demos , Grupo Vocal Argentino ( nueva formación ), etc .

1992 - Compone la música de la obra teatral "LOPE DE AGUIRRE TRAIDOR", de Sanchis Sinisterra , para el ciclo "Voces de la misma sangre", estrenada en el Complejo Teatral Enrique  Santos Discépolo (Tro. Regio -Tro. Alvear) en Agosto , bajo la dirección de Jaime Kogan.

Durante  todas las representaciones de esta obra ,Chango actúa como intérprete de su propia música , participando del espectáculo sobre el escenario .

1992 - En Septiembre , por primera vez , se decide a encarar la actividad docente , comenzando un Taller de Rítmos Folklóricos Argentinos , para la fundación CICCUS  . ( Centro de Integración , Comunicación , Cultura y Sociedad )

 

1993 - El 16 de Enero , y luego de una larga y comprometida tarea de elaboración , presenta en el Festival Folklórico de 25 de Mayo , a su nueva agrupación vocal e instrumental : "LA MANIJA" .

1993 - En Marzo , comienza a componer la música original para la obra de teatro "LA OSCURIDAD DE LA RAZON", del dramaturgo argentino Ricardo Monti . Fué estrenada en el teatro Payró , en Julio de ese mismo año , e interpretada en vivo durante una temporada de ocho meses . La obra fué dirigida por Jaime Kogan .

1993 - En Octubre , compone la música original para la película "CON EL ALMA", del cineasta argentino Gerardo Vallejo . Como compositor , es responsable tambièn , de la música original de "LISANDRO", obra teatral de David Viñas , estrenada en el Complejo Teatral "Estrellas", con la dirección de Luis Maqui , y de la música original de "EL CIRCO EN LA ARENA", película de medio metraje sobre el circo criollo .

1993 - A mediados de Octubre inicia su nuevo programa en Radio Municipal A.M., que bautiza con el mismo nombre de su banda : "LA MANIJA" , y lleva por cortina de apertura y cierre , un Chamamé compuesto por Chango , junto a Teresa Parodi : "NICANOR"

 

1994 - El 22 de Abril , estrena en el teatro Corrientes su nuevo espectáculo :"DE IDA Y VUELTA", propuesta en la que integra rítmos folklóricos argentinos , latinoamericanos y españoles , profundizando de manera   original y creativa , en los lazos culturales que acercan los corazones de nuestros pueblos y generan maravillosas influencias entre ellos .

1995 -  En los meses de Enero y Febrero , realiza un ciclo de 7 funciones  , en el Escenario del Jardín Botánico , para el Complejo Enrique Santos Discépolo , de la Municipalidad de Bs. As . con su última creación : "LA MANIJA" .

1995 - Con el espectáculo  :  "CHANGO FARIAS GOMEZ Y LA MANIJA" , cumple una gira por gran cantidad de localidades de la provincia de Bs. As. , organizada por la  Subsecretaría de Cultura de dicha Provincia .

 

1995 - En Marzo , comienza a componer  la música original para la obra de teatro "DON FAUSTO" , de Pedro Orgambide , estrenada en el Teatro Presidente Alvear el 29 de Mayo de ese año , con la dirección de Emilio Alfaro .

1995 - En Octubre , se concreta la grabación del primer disco compacto con  La Manija :  " ROMPIENDO LA RED ", durante cuatro funciones en el Teatro Presidente Alvear . Chango armó su banda  con músicos de excelencia como Rubén "Mono" Izarrualde (Flauta y Voz), y a su lado gente muy joven y talentosa , representante de la nueva generación de músicos argentinos .

1995 - En Noviembre se realizaron las primeras audiciones para la formación del CORO MANUEL GOMEZ CARRILLO , coro masculino destinado a la Música Popular Argentina , del que Chango Farías Gómez fué director y arreglador . La actividad de este nuevo Organismo , creado por el Complejo Teatral Enrique Santos Discépolo para el Teatro Regio , y que contó con mas de 50 voces , se desarrolló durante el año de 1996 .

 

1996 - Durante los meses de Enero , Febrero y Marzo , participa de la temporada de Mar del Plata como autor , intérprete y director musical del espectáculo, " DON FAUSTO " , donde es honrado con el premio     " Estrella de Mar  " a la mejor partitura original . En Junio del mismo año se presenta con dicho espectáculo en escenarios  de La Plata y Rosario .

1996 - En Mayo se estrena en Buenos Aires la comedia musical infantil  " EL COLLAR DE PERLITA " , con libro y dirección de  Claudio Hochman , donde Chango , en su papel de autor y director musical , incursiona por primera vez en el Tango y la música del Río de La Plata . El espectáculo recibió el  Premio ACE  1996 en su categoría .

 1996 - En Agosto realiza la presentación de su disco "ROMPIENDO LA RED " , en el escenario del Teatro Presidente Alvear , donde había sido grabado un año antes .

1996 - En Noviembre inicia , con el mismo espectáculo ,una temporada de un mes en el Teatro de la Comedia ,

 

1997 - En Mayo , participa con gran éxito , junto a su grupo " La Manija " , en el Festival  " Buenos Aires en Porto Alegre " , organizado en Brasil por el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires  , y la " Prefeitura"  de Porto Alegre , actuando en el " Theatro Säo Pedro"  , reservado a los eventos mas importantes que se presentaron en dicho festival .

1997 - En el transcurso de este año , Chango está llevando su propuesta a diversas ciudades del interior del país , con el objeto de  recuperar  el compromiso de nuestros jóvenes con su propia música popular , a través de conciertos , talleres y clases magistrales .

1997 - El Honorable Consejo Deliberante lo declara, por unanimidad, Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires.

1998 - 1999 - Participó, junto a maestros de la talla de Hemeto Pascual, Egberto Gismonti, Hugo Fatorusso, John Lee, Naná Vasconcelos, etc, de los campamentos musicales “Tocar la Vida”, evento que incluía encuentros, clínicas y talleres de música popular, tal vez  los más importantes de América Latina. Intensa labor de giras y actuaciones.

2002 - En el mes de Junio,  viaja a Tolouse, Francia, participando, junto a Marián Farías Gómez  y Manolo Juárez, del Mega-Festival del Río Garonne. En una breve estadía en París, participa de grabaciones y encuentros con músicos argentinos radicados en Francia, como Raúl Barboza, Alfonso Pacin, Pablo Méndez, etc, y  productores, dejando abierta la posibilidad de editar parte de su obra discográfica en aquél continente.

2003 – Mientras presenta su último CD, “Chango sin arreglo”, es elegido diputado por la ciudad de Buenos Aires, en las elecciones realizadas el 24 de Agosto. Legislador hasta 2007 -  

 

Palabras claves , , , , ,
publicado por islanegra a las 12:55 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Al margen
Isla Negra
no se vende ni se compra ni se alquila,
es publicación de poesía y literaturas.
Isla Negra es territorio de amantes, porque el amor es poesía. Isla Negra también es arma cargada de futuro, herramienta de auroras repartidas. Breviario periódico de la cultura universal. Estante virtual de biblioteca en Casa de Poesía.
Sobre mí
FOTO

Gabriel Impaglione

poeta argentino residente en Italia
director
revista internacional de poesía Isla Negra
fundada el 1 de abril de 2004

» Ver perfil

Calendario
Ver mes anterior Febrero 2018 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728
Buscador
Blog   Web
Nube de tags  [?]
Más leídos
» Algo más sobre Hamlet Lima Quintana
» Bolívar, el Libertador... su rostro
» Francisco Alberto Chiroleu: sus respuestas y poemas
» Gerardo Lewin: sus respuestas y poemas
» Homenaje al poeta Dardo Dorronzoro
» La poesía del encuentro
» Manuel Ruano: sus respuestas y poemas
» Marcela Predieri: sus respuestas y poemas
» Roberto Sosa
» Rosina Varcarcel y Los mapas del amor
Se comenta...
» Acerca de Poesía reunida (1966-2013) de Rosina Valcárcel
1 Comentario: Rosina Valcárcel
» Manuel Ruano: sus respuestas y poemas
3 Comentarios: Mónica Angelino, Gonzalo Iruzún, Lina Caffarello
» Susana Szwarc: sus respuestas y poemas
2 Comentarios: Manuel Schneer ...
» Eduardo Romano: sus respuestas y poemas
3 Comentarios: Eva Luisa Milano Fajardo, Rolando Revagliatti, gabriel
» Dios Mercado Y Merkozi, su bifronte vocero
1 Comentario: pepe
Tópicos
» General (513)
Secciones
» Inicio
Enlaces
» revista isla negra / poesía
» Revista Koyawe
» argenpress
» Festival de Poesia de Medellin
» artistasalfaix
» FIP Palabra en el mundo
» Rebelion
» La Insignia
» Proyecto Cultural Sur
» Poesia y Politica
» Mesa de Poesia
» Esquina Paradise
» Poetas Siglo Veintiuno
» La Maquina de Escribir
» Mis Poetas Contemporaneos
» Le chasseur abstrait
» Todo Tango
» Agencia Rodolfo Walsh
» Revista Topia
» La Jiribilla
» Centro Pablo
» Victor Casaus
» Triunfo Arciniegas
» Contrapunto
» Festival de Poesia de La Habana
» Sociedad Escritores y Escritoras de Argentina
» Neruda Vive
» Alejandro Schmidt
» Poemania / Inventario
» Silvio Rodriguez
» Miguel Angel Olivera
» El Polvorin
» Casa Nacional de las Letras Andrés Bello
» José Luis Farinas - Juana Abas
» Manlio Argueta
» Paolo Fresu
» Il Dialogo
» Luis Britto Garcia
» Caza de Poesia
» Revista Con-fabulacion
» Amparo Osorio
» Gonzalo Marquez Cristo
» Palabra Virtual
» Casa de Poesia de Uruguay
» Revista La Otra
» Revista Triplov
» Fernando Aguiar
» Revista Aromito
» Red de Escritores en Español
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad