Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
Revista Isla Negra
Casa de Poesía y literaturas
12 de Octubre, 2012 · General

El compromiso intelectual y el estado actual de la literatura


(Texto leído en la Casa- Museo Pérez Galdós, Las Palmas de Gran Canaria, con motivo de la apertura del Ciclo Nuestra America, VI Encuentro Internacional de Literatura 3 Orillas, 9 de Octubre  2012).


Juan Antonio Delgado Santana

(Sociólogo y escritor)


Puede pretenderse sin exageración que nunca ha estado la civilización humana amenazada de tantos peligros como hoy. (…) Actualmente, es toda la civilización mundial (...) la que vacila bajo amenaza de fuerzas reaccionarias armadas con toda técnica moderna. No sólo tenemos a la vista la guerra que viene. Desde ahora, en tiempo de paz, la situación de la ciencia y el arte se ha hecho absolutamente intolerable.”

Esta palabras corresponden al “Manifiesto por un arte revolucionario e independiente”, escrito por André Breton en 1937. Parecen muy actuales, ¿verdad?. 75 años han transcurrido y la amenaza continúa.

La literatura no es ciencia. Conjuga nuestra interpretación de la realidad con la fabulación, la imaginación, la fantasía, el recuerdo, la nostalgia, el anhelo, el ideal... Sí es ciencia la química, la ingeniería, la vulcanología... con todo el bagaje de acumulación y revisión del saber, con todo el empirismo deductivo que conlleva. Sí es ciencia la dialéctica (o al menos pretende serlo en cuanto descripción de la realidad social y alternativa de cambio estructural).

Pero la literatura no es ciencia: precisa de la subjetividad del creador y de la naturaleza, del mundo como escenario de vivencias. Por eso hay una literatura comprometida que invoca y exige (desde su sí mismo subjetivo) la trascendencia de la escritura más allá del puro entretenimiento, más allá del arte por el arte. Exige la transparencia de lo escrito; es decir, se aparta de la manipulación, del servilismo al poder establecido; sacrifica el ego vanidoso en pos de un “nosotros” emancipador; arrima el hombro por un mundo mejor. La literatura comprometida, pues, precisa aportar sus mejores bríos en la tarea de las responsabilidades cívicas.

La literatura es también elevación, que implica no sólo altura de miras sino el arte de escudriñar el lodo que pisamos y el acto de levantarse como personas, como creadores veraces. Dentro de sus objetivos está situar la condición humana en la más alta dignidad.

¿Cómo lo hace? Unas veces describiendo las atrocidades de la guerra, la pobreza, la penuria cotidiana de las personas que no pueden decidir su futuro, para hacer visibles estos hechos y ponerles solución. Otras veces describiendo cielos límpidos o cuajados de nimbos con motivos antropomorfos; mares bravíos donde la máxima tensión propicia el esfuerzo del héroe o la heroína; campos fértiles donde las miradas de mujeres y hombres se pierden o se encuentran; manantiales de aguas puras donde el paisanaje se solaza y disfruta del ocio arrancado a la labor cotidiana.

La Historia ha conocido escritores de toda condición y comportamiento. A grandes rasgos contemplamos de un lado personajes que sucumben al halago, al crepitar iridiscente de los privilegios y las cuentas corrientes en Liechtenstein o Islas Caimán.

El londinense George Orwell, autor de “1984”, fue miliciano trotskista en contra del fascismo español, y saltó del Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM) a convertirse en agente de la CIA. Delató entre otros a Michael Redgrave y a Charlie Chaplin. Afortunadamente el primero fue padre de una magnífica actriz con conciencia social y el segundo pudo protagonizar y dirigir “El gran dictador”, entre otras películas, pese a su exilio de Estados Unidos.

El peruano Vargas Llosa pasó de miembro del boom latinoamericano (que muchos consideran erróneamente un fenómeno editorial, cuando fue en realidad una convergencia de mentes lúcidas que no halló facilidades de publicación en su origen) a anticomunista visceral y lacayo imperial. Viajó en el verano del 2003 a Irak, bajo custodia especial del ejército invasor usamericano y de la OTAN, y legitimó con su prosa el genocidio y la destrucción de todo un país.

El premio Nobel de Literatura para este columnista de El País y autor ultra- neoliberal representa la misma dinámica de farsa y escarnio que significó el Premio Nobel de la Paz para Henry Kissinger en 1973 o para Obama en este siglo XXI. El poder imperial necesita al bufón, al escritor encumbrado y hedonista, al artífice de loas para los conciliábulos de la élite. Y lo necesita para aparentar tolerancia, pluralidad, para invisibilizar su discurso único.

En la otra orilla de la condición humana están aquellos autores que han sido fieles a su compromiso vivencial, a su filiación ética, a su convergencia con los más preclaros ideales de la Humanidad. El compromiso intelectual ha adquirido diversas formas y tonalidades, no exentas desde luego de controversia, discrepancia y discusión. Parece que es nuestro sino como seres pensantes y generadores de acción. Sin ánimo de ser exhaustivos pongamos algunos breves ejemplos que pueden resultar paradigmáticos.

El argentino nacido en Bélgica Julio Cortázar, autor de “Rayuela”, está considerado como uno de los autores más originales, innovadores y geniales del siglo XX. Traductor de Edgar Allan Poe y maestro insigne del relato corto, rompió moldes en cuanto a linealidad temporal, urdimbre psicológica, ruptura epistemológica entre sueño y realidad, etc. Declaró que fue la revolución cubana la que le mostró su vacío político, y a partir de esa experiencia pudo añadir un ingrediente de fascinación social en sus escritos, que culminó en su apoyo a la revolución sandinista de 1978 en Nicaragua.

El salvadoreño Roque Dalton, autor de “Taberna y otros lugares” destacó principalmente como poeta clandestino y guerrillero del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) y acabó siendo asesinado por sus propios camaradas, por orden de la Dirección General del partido que contaba, entre otros, con Joaquín Villalobos, hoy en día articulista neoliberal al servicio del imperio y residente en Londres.

Escribió Roque Dalton: “Un combatiente revolucionario puede hacer magnífica literatura inmediatista, e incluso panfletaria si le viene en gana o si las necesidades de la lucha cotidiana así se lo exigen; pero también sirve a la revolución si es un excelente escritor de ciencia-ficción, ya que la literatura, entre otras funciones, cumple la de ampliar los horizontes del hombre.”

El norteamericano Dashiell Hammett, autor de “Cosecha roja” fue el iniciador de la moderna novela negra. Activo miembro antifascista y amigo de sus amigos, rehusó proporcionar información al Comité inquisidor del senador McCarthy, por lo cual fue encarcelado e incluido en la lista negra del muy “democrático” tribunal. La novela negra (que debe su nombre a que originalmente fue publicada en la revista Black Mask) trata de reflejar la atmósfera de corrupción del poder político, judicial y policial, la violencia implícita y la degradación del alma humana en los habitáculos del capitalismo más depredador y voraz. Junto a Horace McCoy (“¿Acaso no matan a los caballos?”) y Jim Thompson (“1280 almas”) describe ambientes (tanto de luz diamantina como de oscura marginalidad) donde el crimen convive con la alienación, donde el análisis introspectivo importa más que la propia resolución del crimen. Pero en las novelas de Hammett prevalece también --como contrapartida-- la verdadera camaradería, la amistad, el amor, la validez de la palabra dada, la ayuda desinteresada.

André Bretón (que tuvo el privilegio de visitar nuestras Islas, Tenerife concretamente) trató de aplicar sus criterios artísticos al mundo de la política. Entendió el arte como algo rebosante de vida propia e inscrito en un contexto determinado, algo que al fin y al cabo no puede ser ajeno a la realidad cotidiana y estructural de la política. De ahí que hiciera confluir, en su utopía literaria y vital, el deseo de cambiar la vida (de Jean Arthur Rimbaud), con la voluntad de transformar el mundo (de Karl Marx).

Breton recorrió el camino de la indagación y la subversión permanentes, hizo de su obra un faro crítico e imaginativo, en pugna abierta contra los poderes establecidos. Calumniado por sus antiguos compañeros del movimiento surrealista, recibió ataques tanto de quienes concebían la labor creativa como una tarea exclusivamente individualista y rehusaban la solidaridad consciente, como Antonin Artaud; como también de quienes, como Louis Aragon, acataron acriticamente las arengas burocráticas del “socialismo en un solo país”. Pues Breton denunció los procesos de Moscú de los años 30, que supuso el fusilamiento de la vieja guardia bolchevique, aquellos compañeros de Lenin que habían sobrevivido al zarismo y ahora eran considerados rivales u obstáculos al poder omnímodo de Stalin. Por eso fue Breton a México a visitar a Trotski. Años más tarde se posicionó contra el colonialismo francés defendiendo el derecho de los naturales de la tierra de Abd-el Krim a la independencia.

Podríamos citar más nombres: FranÇois Villon, Cervantes, Pablo Neruda, César Vallejo, Otto René Castillo, Miguel Hernández, Antonio Machado, Secundino Delgado, Pedro Salinas, Jean Paul Sartre, Alfonsina Storni, Simone de Beauvoir... La lista es muy larga, afortunadamente.

¿Qué encontramos hoy en los estantes de las grandes superficies o de los comercios más prestigiosos en la llamada sociedad global? Veamos un breve catálogo.

New Age: En tu interior está todo, autoayúdate, el mundo es completo y está bien...; Falsificación histórica: Los golpes fascistas se ensalzan, sobre el islamismo recae la culpabilidad global, se legitima el Nuevo Orden Mundial...; Pensamiento débil re-descubierto: todo vale, vivimos en el mejor de los mundos posibles, ¿transformación para qué?...; Autobiografías de políticos convencionales decadentes, donde la única verdad comprobada es la fecha de nacimiento... Novelas de modas efímeras como el vampirismo ultra- redivivo con estética al estilo James Dean o el erotismo sofisticado con toques de glamour... Pero ¿quien regala hoy libros sobre las aventuras de Harry Potter a niños y niñas de 13 años en sus cumpleaños? ¿Quien recuerda la obligatoriedad (bajo pena de excomunión terrenal) de leer el Código da Vinci u otras obras del mismo estilo?

Al igual que los alimentos transgénicos (productos de la manipulación genética) inundan la alimentación actual (que según investigaciones independientes provocan daños a la tierra e infertilidad en los seres humanos), también existen los transgénicos en literatura. Provocan alienación y adicción a la literatura basura. ¿Y qué decir de los escritores- estrella que contratan escribientes de alquiler, los cuales ponen sus plumas al servicio de apellidos ajenos?; escritores- estrella que publican libros como los alfareros modelan vasijas de barro. ¿Podrían los auténticos escritores publicar con sus verdaderos nombres y apellidos? Difícilmente. Hoy en día la industria publicitaria configura el mercado y dictamina las cifras de venta. La publicación en papel, salvo honrosas excepciones, es asunto de las grandes editoriales, cómplices del poder neoliberal.

Vemos en los muros de las ciudades del mundo, desde Belgrado a Kabul, desde El-Aaiun a Tegucigalpa lo que no podemos leer en las ediciones de papel.

Claro que existen los libros libres en formato virtual PDF que son colgados en webs alternativas y se pueden descargar gratuitamente desde el ordenador personal. También existe el mercado de libros de segunda mano que fomenta el precio barato o proporciona el intercambio a través de redes de contacto cultural. Existe Internet, una fabulosa invitación al futuro, con caminos aún poco transitados o no descubiertos. Pero las leyes represivas, fieles servidoras de las multinacionales, permanecen al acecho para perseguir la disidencia, como la Ley Sinde- Wert en el Estado español. El debate sobre el canon y la remuneración de los escritores sigue vigente.

Escribía Carlo Frabetti, matemático y ensayista, escritor especializado en literatura juvenil: “Soy escritor profesional y vivo fundamentalmente de mis derechos de autor. Pero cada vez que en mis frecuentes viajes a Latinoamérica descubro una edición “pirata” de alguna de mis obras, lejos de indignarme o acongojarme me llevo una gran alegría, pues es una señal de que lo que escribo interesa a quienes no pueden pagar el excesivo precio que se suele cobrar por los libros.”

Resulta muy grato y reconfortante poder hablar aquí, en esta Casa- Museo, donde se percibe la presencia de aquel hombre de admirable generosidad, irreductible timidez y profundas convicciones humanistas que fue don Benito, máximo estandarte de la novela realista en lengua castellana. De bien nacidos es estar orgullosos de ser paisanos de uno de los escritores más destacados de todos los tiempos. Nuestro don Benito fue un firme candidato al Premio Nobel de Literatura en 1912, pero una campaña de desprestigio por parte de una camarilla de personajes ultracatólicos y reaccionarios, disuadió a la Academia sueca de galardonarlo.

Conmemoramos hoy precisamente los 45 años del vil asesinato de Ernesto Che Guevara a manos de la dictadura boliviana en connivencia con el imperio usamericano. Convertido hoy en símbolo perenne de rebeldía lúcida frente a la opresión, su espíritu incorruptible plantea la vigencia insoslayable de la dignidad y el heroísmo, la lucha tenaz por la defensa de la justicia.

El arte verdadero, aquel que se nutre de la experiencia humana y del anhelo de libertad, ha de aspirar a una reconstrucción integral de la sociedad, y para ello precisa de conciencia sin límites y capacidad crítica sin sometimiento. En esa tarea estamos. Gracias.

Palabras claves , , ,
publicado por islanegra a las 06:07 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
Al margen
Isla Negra
no se vende ni se compra ni se alquila,
es publicación de poesía y literaturas.
Isla Negra es territorio de amantes, porque el amor es poesía. Isla Negra también es arma cargada de futuro, herramienta de auroras repartidas. Breviario periódico de la cultura universal. Estante virtual de biblioteca en Casa de Poesía.
Sobre mí
FOTO

Gabriel Impaglione

poeta argentino residente en Italia
director
revista internacional de poesía Isla Negra
fundada el 1 de abril de 2004

» Ver perfil

Calendario
Ver mes anterior Agosto 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031
Buscador
Blog   Web
Nube de tags  [?]
Más leídos
» Bolívar, el Libertador... su rostro
» Eugenia Cabral: sus respuestas y poemas
» Francisco Alberto Chiroleu: sus respuestas y poemas
» Gerardo Lewin: sus respuestas y poemas
» Homenaje al poeta Dardo Dorronzoro
» La poesía del encuentro
» Manuel Ruano: sus respuestas y poemas
» Marcela Predieri: sus respuestas y poemas
» Roberto Sosa
» V Semana de las letras y la Lectura
Se comenta...
» Acerca de Poesía reunida (1966-2013) de Rosina Valcárcel
1 Comentario: Rosina Valcárcel
» Manuel Ruano: sus respuestas y poemas
3 Comentarios: Mónica Angelino, Gonzalo Iruzún, Lina Caffarello
» Susana Szwarc: sus respuestas y poemas
2 Comentarios: Manuel Schneer ...
» Eduardo Romano: sus respuestas y poemas
3 Comentarios: Eva Luisa Milano Fajardo, Rolando Revagliatti, gabriel
» Dios Mercado Y Merkozi, su bifronte vocero
1 Comentario: pepe
Tópicos
» General (513)
Secciones
» Inicio
Enlaces
» revista isla negra / poesía
» Revista Koyawe
» argenpress
» Festival de Poesia de Medellin
» artistasalfaix
» FIP Palabra en el mundo
» Rebelion
» La Insignia
» Proyecto Cultural Sur
» Poesia y Politica
» Mesa de Poesia
» Esquina Paradise
» Poetas Siglo Veintiuno
» La Maquina de Escribir
» Mis Poetas Contemporaneos
» Le chasseur abstrait
» Todo Tango
» Agencia Rodolfo Walsh
» Revista Topia
» La Jiribilla
» Centro Pablo
» Victor Casaus
» Triunfo Arciniegas
» Contrapunto
» Festival de Poesia de La Habana
» Sociedad Escritores y Escritoras de Argentina
» Neruda Vive
» Alejandro Schmidt
» Poemania / Inventario
» Silvio Rodriguez
» Miguel Angel Olivera
» El Polvorin
» Casa Nacional de las Letras Andrés Bello
» José Luis Farinas - Juana Abas
» Manlio Argueta
» Paolo Fresu
» Il Dialogo
» Luis Britto Garcia
» Caza de Poesia
» Revista Con-fabulacion
» Amparo Osorio
» Gonzalo Marquez Cristo
» Palabra Virtual
» Casa de Poesia de Uruguay
» Revista La Otra
» Revista Triplov
» Fernando Aguiar
» Revista Aromito
» Red de Escritores en Español
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad